Saltar al contenido

Brochas de afeitar

Suaviza y separa el pelo de tu barba creando una espuma perfecta utilizando una de nuestras brochas de afeitar de altísima calidad. Créeme cuando te digo que ahorrarás mucho dinero haciendo tu propia espuma de afeitar en un cuenco o sobre la propia cara.

Convierte un buen afeitado en un GRAN afeitado utilizando este pequeño lujo vintage a tu alcance.

Brochas de afeitar baratas

Última actualización: 4 diciembre, 2019 8:16 pm

[toc]

Qué es una brocha de afeitar

Las brochas de afeitar tienen una doble función. Primero se utilizan para hacer espuma a partir de cremas y jabones de afeitar naturales. En segundo lugar, levantan la barba y exfolian la piel, para permitir un mejor afeitado.

Tipos de brochas de afeitar

Hay 4 tipos comunes de brochas: de pelo de tejón, de pelo de jabalí, de pelo de caballo, y de pelo sintético.

Las brochas de cabello de tejón son las mejor valoradas por a su mayor capacidad de retener el agua y el calor, lo que permite una mejor espuma. El pelo de Jabalí y Caballo tiende a ser menos suave y contener menos agua. Las brochas de pelo Sintético siempre serán las de peor calidad, pero son una gran alternativa para alguien que tiene una especial sensibilidad y conciencia con el bienestar de los animales.

Todos los cepillos de pelo natural tienen un poco de olor al principio, pero disminuye rápidamente con el uso. Conoce los cuatro tipos de brocha de afeitar antes de decidirte por uno:

Brochas de afeitar de cabello de Tejón

Las calidades del pelo de tejón varían de un fabricante a otro, sin embargo, las tres calidades comúnmente aceptadas son Pure, Best y Punta de plata o Silvertip en inglés.

  • Brochas de afeitar Pure Badger:

Son las más baratas, ya que utilizan un pelo de tejón que se encuentra en la mayoría de los tejones. El cabello es más oscuro, e incluso de color negro. No retiene tanta agua como las de calidad más altas, y es el más áspero. Esto es bueno porque conseguirás una mayor exfoliación, pero también puedes irritante la cara si tienes la piel sensible. Estas brochas se fabrican en serie.

  • Brocha de tejón Best Badger:

Suponen un salto en la calidad respecto a las Pure. El pelo tiene dos tonos de color gris. Retienen más el agua y son bastante más suaves, pero aún te sirven para exfoliar la piel. Puede ser una buena opción para seguir experimentando con las brochas de cabello de tejón antes de comprar una de las mejores brochas que existen:

  • Brochas de afeitado Silvertip o Punta de Plata:

Son el top de las brochas de afeitar, canela en rama. Estos cepillos son cuidadosamente hechos a mano con pelo del cuello del tejón. Son las brochas más suaves y lujosas y claro, también las más caras. Tienen propiedades excepcionales de retención de agua y son buenísimas para hacer espuma.

Eso sí, son más delicadas que cualquier otro tipo de brocha y necesitan un cuidado adecuado. Esto significa que hay que secarlas muy bien después de usarlas y no ser demasiado agresivo al hacer la espuma.

Brocha de cabello de tejón Muhle

Brochas de cerda de Jabalí

Las brochas de jabalí son más difíciles de clasificar… Las hay más caras y más baratas según el fabricante.

La mayor ventaja de este tipo de brocha es el precio. Normalmente son la brochas más baratas, son suaves y aunque retienen menos agua que las de tejón, la cantidad que contienen es más que suficiente para hacer una buena espuma.

Sin embargo, con el precio que tienen algún pero tenía que haber… Podría decirse que el mayor inconveniente de las brochas de cabello de jabalí es el tiempo que tarda en que los pelos comiencen a volverse más suaves, entre una y tres semanas, lo que supone una inversión de tiempo considerable.

Brocha de afeitar de pelo de Caballo

Las brochas de caballo son muy similares a las de jabalí, aunque son más caras. Son muy suaves después de haberlas utilizado durante un par de semanas. Son más baratas que las brochas de tejón de alta gama, por lo que son perfectas si no tienes presupuesto suficiente para comprar una Silvertip Punta de Plata.

Además, a diferencia de las otras dos opciones naturales, el pelo del caballo se recupera cepillando y peinando al animal.

Brochas de pelo Sintético

Debido a su naturaleza sintética, son la opción más respetuosa con los animales. Vienen listas para usar, por lo que tendrán la máxima suavidad desde el primer día. Las fibras sintéticas se secan rápidamente, lo que las hace perfectas para llevar de viaje.

Aunque han dado grandes pasos en los últimos años, las brochas de pelo sintético nunca serán iguales a una auténtica brocha de tejón de gama alta. Tampoco retienen tanta agua como las naturales.

Al final, elegir la mejor brocha para tí es una cosa muy personal, y tendrás que ir experimentando para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades. Muchos hombres tienen una gran variedad de brochas y se divierten cambiando de una a otra en su rutina de afeitado.

Cómo limpiar una brocha de afeitar

Quizá pienses que tu brocha de afeitar está completamente limpia lavándola con agua del grifo y dándole unas sacudidas después del afeitado, pero te equivocas. Posiblemente quedan restos de la crema de afeitar o el jabón que utilices y esto unido a la humedad puede hacer que aparezcan bacterias y moho.

Normalmente te darás cuenta de que a tu brocha le hace falta una buena limpieza cuando las cerdas comiencen a perder su flexibilidad. También puedes notar algunos residuos acumulados alrededor de la base de las cerdas. Hay muchas maneras de hacer una buena limpieza de mantenimiento a tu brocha, pero podemos hacerlo de forma fácil de la siguiente manera:

Limpiar brocha de afeitar con champú y vinagre:

1) Sumerge la brocha de afeitar en agua tibia.

2) Añade un poco de jabón o champú a las puntas de los pelos y pasa la espuma por todas las partes de las cerdas con las manos, hasta el nudo.

3) Una vez que la brocha esté bien lavada, aclárala.

4) Luego, llena una taza con agua templada y deja la brocha dentro durante unos cinco minutos.

5) Una vez que se haya empapado completamente, usa un cepillo de dientes para frotar suavemente la base de las cerdas y eliminar cualquier residuo visible. Después vuelve a aclarar.

6) Limpia la taza y llénala con agua templada y un poco de vinagre de sidra de manzana y deja la brocha a remojo un par de minutos.

7) Mientras está sumergida, agítala de vez en cuando para asegurarte de que la mezcla está llegando a todas las partes de las cerdas.

8) Finalmente, aclara con agua tibia, dale al cepillo 3 ó 4 buenas sacudidas, espolvorea las cerdas con la mano y déjala secar al aire.

Algunos consejos:

Asegúrate de que una vez limpia, la guardas en un lugar bien ventilado para que se seque correctamente. Si no puedes estar favoreciendo la aparición de moho.

Al cepillar con el cepillo de dientes, hazlo hacia arriba en la dirección de las cerdas.

Para mantener regularmente la limpieza de tu brocha, aclárala a fondo después de cada uso, quitando cualquier resto de jabón o crema del fondo del nudo. También asegúrate de agitar la brocha unas cuantas veces hasta eliminar el exceso de agua.

Desinfectar brochas vintage de segunda mano

Seguramente cuando alcances la categoría de experto del afeitado tradicional (o si ya lo eres) te convertirás en todo un friki de los artículos vintage. Cuanto más antiguos más codiciados serán para añadirlos a tu colección.

En este caso es importante, no, IMPORTANTÍSIMO, que desinfectes la brocha que acabas de adquirir para poder usarla con todas las garantías.

No hay un método específico para hacerlo, pero puedes probar estas dos alternativas:

  • Sumergir la brocha en alcohol etílico al 70% durante 15-20 minutos.
  • Sumergir la brocha en una solución de agua y bórax durante unos minutos agitándola de vez en cuando. Una cucharada de bórax en una taza de agua debería de ser suficiente.

Personalmente me decanto por el primer método.

Curiosidad:

Soldado afeitado por un compañero
Soldado afeitado por un compañero durante la Primera Guerra Mundial. 1914-1918

Un reciente estudio del del Centro para el Control y la prevención de Enfermedades concluye que durante los años 1915-1920 se estuvieron distribuyendo en EE.UU. e Inglaterra brochas de afeitar infectadas con anthrax o carbunco.

Esto sucedió porque debido al conflicto bélico durante la Primera Guerra Mundial, se recurrió al pelo de animales chinos sin tratar para la fabricación de brochas de afeitar, ante la suma dificultad de acceder al cabello de tejón en aquella época.

Durante la guerra era obligatorio estar bien afeitado para que las máscaras anti-gas se ajustaran perfectamente al rostro. Esto supuso que cientos de soldados aliados (además de un buen número de civiles) que se habían afeitado utilizando esas brochas se contagiaran y muchos de ellos murieron. De ahí­ salió la primera normativa para asegurar las condiciones sanitarias de las brochas en el mercado.

A raíz de esta «epidemia» la gente en los EE.UU. comenzó a hervir las brochas de afeitar recién compradas ante el temor de contagiarse. Esta costumbre se extendió durante décadas.

Otros artículos que seguro que te interesan: